some image

Piojos - El enemigo

Todo lo que debes saber...

Nunca debemos subestimar la perseverancia y la fortaleza de los piojos... evolucionan continuamente y se vuelven más resistentes, a mesura que los productos antipiojos resultan cada vez menos efectivos. Una vez empezado un tratamiento no solo es imprescindible terminarlo, sino que es importantísimo asegurar (de forma manual) que no quede ningún piojo ni liendre en el cabello.

Los piojos llevan con nosotros desde siempre (sus cáscaras se han encontrado hasta en momias!) y han ido evolucionando hasta llegar a ser muy listos, persistentes y astutos. A los piojos les gusta el pelo, cualquier pelo: limpio, sucio, largo, corto... no conocen barreras socio-económicas!!

Con piojos NO hay cabezas felices... es tiempo de cambiar!


Para ser tan pequeños, son un enemigo a temer! Más astutos que cualquier padre o guerra química... más aún cuando van evolucionando y volviéndose más y más fuertes. Sabías que....

  • No tienen alas así que no vuelan.
  • No saltan de una cabeza a otra.
  • El piojo adulto no puede sobrevivir más de 24/48 horas fuera del cuero cabelludo.
  • Sus garras están especialmente adaptadas para permitirles agarrarse al pelo especialmente cuando está mojado.
  • Viven pegados al cuero cabelludo para estar calentitos!
  • Se mueven rápidamente.
  • Los piojos adultos ponen los huevos por la noche.
  • Tardan entre 7 y 10 días en salir del cascarón.
  • Su ciclo vital es aproximadamente de entre 30 y 40 días.
  • Solo se encuentran en humanos y no en animales.


El piojo o Pediculus humanus capitis, es un parásito que se encuentra en la cabeza de las personas. Los piojos se alimentan de sangre humana varias veces al día y tienden a vivir cerca del cuero cabelludo. No se les conoce como portadores de enfermedades.
Los piojos están en el mundo entero. Las infestaciones de piojos son más comunes en niños de edad escolar y en los hogares de niños con piojos.

Los piojos se arrastran, no pueden saltar ni volar. Los piojos se contagian por el contacto directo con el pelo de la persona infestada. Cualquier persona que entre en contacto "pelo con pelo" con alguien que tiene piojos corre un alto riesgo de contagiarse. No es común contagiarse por entrar en contacto con ropa (como pueden ser gorras, bufandas, abrigos) u otras cosas como peines, cepillos o toallas. La higiene personal, la limpieza en el hogar o en los colegios no tienen nada que ver con tener piojos.
Los piojos tienen tres estados: huevo o liendre, ninfa y adulto.



Las Liendres: las liendres son los huevos puestos por el piojo hembra, que se encuentran normalmente en la nuca cerca del cuero cabelludo. Las liendres se agarran firmemente al pelo, tienen forma ovalada, son muy pequeñas (el tamaño de un nudo en un hilo) y son difíciles de ver. Las liendres son de color blanquecino aunque a veces las que están vivas aparecen del mismo color del pelo. Se confunden a veces con caspa, pupas o gotas de laca para el pelo. Normalmente tardan entre 7 y 9 días en salir del cascarón. Las liendres que sobreviven tienden a estar a no más de un centímetro de la base del eje del pelo. Si se encuentran más lejos puede ser o bien porqué el cascarón se ha roto, o bien porqué no han sobrevivido y los cascarones han quedado vacíos. Es casi imposible distinguirlas a simple vista.



Ninfa: una ninfa es un piojo inmaduro que ha salido de la liendre. Las ninfas tienen el mismo aspecto que un piojo pero son algo más pequeñas. Para sobrevivir, una ninfa tiene que alimentarse de sangre. Las ninfas se convierten en adultos a los 9 o 12 días de salir del cascarón.



Adulto: el piojo maduro tiene el tamaño de una semilla de sésamo, tiene seis patas y un color grisáceo. El piojo adulto puede aparecer de un color más oscuro en una persona con el pelo oscuro que en una persona de pelo claro. Para sobrevivir, el adulto tiene que alimentarse de sangre. Un adulto puede vivir hasta 30 días en la cabeza de una persona pero no puede sobrevivir más de un día o dos si se desprende.
Los piojos y liendres se encuentran exclusivamente en el cuero cabelludo, en particular cerca y alrededor de las orejas y cerca de la nuca. Los piojos se aferran al pelo con sus garras. Las liendres se pegan firmemente a la base del pelo y son muy difíciles de quitar aun cuando se haya roto el cascarón y este sea lo único que queda.
Sensación de cosquilleo, algo moviéndose por la cabeza.
Picores, causados por una reacción alérgica a las picaduras de los piojos.
Irritabilidad y dificultad a la hora de dormir; los piojos son más activos durante la noche.
Pequeñas heridas causadas por el rascado. Estas heridas pueden llegar a infectarse por las bacterias que se encuentran en la piel de las personas.
La forma más común de contagio es por contacto "pelo con pelo" con alguien ya infestado. Esto suele ocurrir a la hora de jugar, en casa y en otros lugares como centros deportivos, campamentos, parques etc...

Aunque muy raro, los piojos se pueden contagiar al compartir ropa u otras cosas. Esto ocurre cuando un piojo o una liendre agarrados a un pelo que se cae aterrizan en la ropa o el objeto compartido, por ejemplo: ropa (gorras, sombreros, bufandas, abrigos o uniformes) u objetos (lazos para el pelo, horquillas, peines, cepillos, toallas o peluches). Tampoco es muy frecuente el contagio por tumbarse en una cama, sofá, almohada o alfombra donde haya estado una persona infestada. Perros, gatos y otros animales no son partícipes en la transmisión y el contagio de piojos.
Aunque actualmente hay muchos remedios disponibles en el mercado, Happy Heads cree firmemente que el único método eficaz es el ʺMetodo Shepherdʺ (revisión pelo por pelo hasta que no quede ni un piojo ni una liendre). Como hemos dicho, aunque el contagio por compartir ropa o tumbarse en sitios donde ha estado una persona infestada no es frecuente, aconsejamos que se lave la ropa de cama y que se pase la aspiradora por las zonas potencialmente afectadas para evitar posibles contagios. Cualquier artículo u objeto que no se pueda lavar, aconsejamos que se almacene en una bolsa herméticamente cerrada entre 24 y 48 horas.